Jack Dorsey es un hombre ocupado. El CEO de Twitter cumple también esa función en Square, la compañía que lleva la vanguardia en el segmento de mobile payments.

Jack Dorsey probablemente sea un hombre feliz, tras el anuncio que realizó Square sobre sus ingresos del último cuatrimestre de 2015 (el primer cuatrimestre luego del debut de la compañía en la bolsa). Con ingresos de U$D 374 millones (un crecimiento del 49% respecto del año pasado) y un total de pagos procesados de U$D 10.2 mil millones (47% más que en 2015) podemos asegurar que Square superó todos los pronósticos y sirve de referencia para el futuro de la industria de pagos móviles.

register.04-fab9963fa7d230e39f606e2240ba59fe

Con presencia en cada vez más países y una gama de servicios cada vez mayor, la compañía demuestra que hay un lugar en el mercado para este tipo de plataformas. Tanto usuarios como comercios están aprovechando la oportunidad que les ofrece Square y están eligiendo usar la plataforma por sobre los medios de pago tradicionales.

Esta noticia marca un antes y un después en el segmento. Al demostrar que una empresa de este tipo tiene la posibilidad de generar un modelo de negocios sostenible y una masa crítica de usuarios, otros start-ups en distintas etapas de crecimiento y con distintas propuestas tienen vía libre para sumarse al campo de juego.

Compartir