La cultura popular está plagada de ejemplos sobre la Inteligencia Artificial. Terminator, 2001: Odisea al Espacio y Her son sólo algunos títulos que intentaron mostrar cómo sería la implementación de una tecnología con la que hasta hace poco sólo podíamos especular.

Si tuviste acceso a una computadora en los ’90 lo más probable es que recuerdes a Clippy, el simpático asistente informático de Microsoft Office para Windows ’97. Probablemente en el momento no lo supieras pero Clippy marcó un paso enorme en el desarrollo de una de las tecnologías que promete transformar la experiencia de usuario en 2016: los Chatbots.

Clippy trataba, dentro de sus limitaciones, de ayudar a que el usuario tuviera una mejor experiencia.
Clippy trataba, dentro de sus limitaciones, de ayudar a que el usuario tuviera una mejor experiencia.

Básicamente el objetivo de Clippy era servir como puente entre el usuario y la información: se trataba de una interfaz predeterminada a través de la cual se podía explorar de una forma más user-friendly el contenido de apoyo de Microsoft.

Esta definición rudimentaria no se aleja mucho del servicio que pretenden ofrecer plataformas de Inteligencia Artificial como Siri (Apple), Cortana (Microsoft) o Alexa (Amazon). Hoy en día contamos con volúmenes enormes de información a nuestro alcance, los asistentes inteligentes apuntan a darnos una forma de navegar este torrente infinito de datos y, de cierta forma simplificar nuestras tareas diarias.

Hoy en día, encontrar un café para una reunión de negocios es tan simple como preguntarle a Siri “Dónde puedo tomar un café por la zona”. Arreglar reuniones, reservar vuelos y programar recordatorios son sólo algunas de las tareas que cada día estamos delegando más a asistentes electrónicos.

El objetivo de las compañías que los desarrollan es que estas tareas sean cada vez más numerosas y complejas. Aquí es donde entran en juego los ChatBots: interfaces inteligentes que emulan los procesos de pensamiento de la mente humano para interactuar con los usuarios. messengerplatform

Ayer en F8, el evento de Facebook para desarrolladores, Mark Zuckerberg anunció la implementación de ChatBots a su plataforma. Las empresas que lo requieran ya pueden incorporar un bot a su Fan Page, para brindar a su audiencia una interfaz más intuitiva y personalizada para resolver inquietudes, dudas y consultas. Con este implemento los usuarios van a poder hacer reservas, consultar catálogos y realizar compras directamente desde Facebook.

Zuckerberg no es el primero en aventurarse en el desconocido mundo de los ChatBots, ya hay un número importante de empresas metidas en el desarrollo e implementación de esta tecnología.tay

Hace un tiempo Microsoft lanzó a Tay, un bot que se suponía iba a poder interactuar con los usuarios a través de Twitter gracias a una base de inteligencia artificial que le permitía aprender de la red social. Desafortunadamente Tay tuvo que ser desactivada luego de que empezó a emitir comentarios racistas y xenofóbicos.

kik botshop

Otro ejemplo, un poco menos creepy que el anterior, es el de Kik. La plataforma de mensajería ya lanzó Kik BotShop: un servicio que le permite a los usuarios elegir de una enorme variedad de ChatBots y hasta programar los propios.

Buscar gifs graciosos, recibir tips de moda y maquillaje, consultar el clima, no alcanzan los etcéteras cuando hablamos de la cantidad de tareas que estos bots podrían llegar a cubrir y eso es sólo al corto plazo. Los asistentes personales son cada vez más sofisticados y eficientes, al punto que ya pueden realizar muchísimas tareas que hasta hace poco sólo podían ser desempeñadas por humanos.

Al final, más que ciencia ficción, Her era un pronóstico bastante acertado de la sociedad moderna. No digan que Spike Jonze no nos avisó.