Slack es un servicio de chat diseñado para coordinar y facilitar la cooperación y comunicación dentro de una empresa o grupo de trabajo.

Parte del atractivo de la plataforma gira en torno a su interfaz intuitiva y a la simpleza de su servicio. Slack apunta a ser una herramienta que simplifique la cooperación en el espacio de trabajo, por este motivo la plataforma incorporó una nueva función que promete ayudar a sus usuarios a ser aún más productivos: los mensajes interactivos.

A partir de ahora los usuarios de Slack pueden incorporar funciones dentro de los mensajes de un chat con los que todos los participantes de la conversación pueden interactuar. Desde confirmar planes para el almuerzo hasta realizar reservas de vuelos y publicar búsquedas de personal, los usuarios pueden agregar un sinfín de funcionalidades a sus mensajes.

De esta forma, las comunidades dentro de Slack pueden simplificar una cantidad enorme de procesos. Hacer planes para ir a almorzar significa que cada miembro de un grupo realice entre 3 y 6 pasos fuera de la aplicación mientras que, gracias a los botones interactivos, Slack le permite hacerlo en un sólo paso.

Por el momento, los mensajes interactivos sólo funcionan con 12 aplicaciones pre-integradas pero el objetivo de la compañía es -a largo plazo- generar una plataforma open-source para que los usuarios puedan generar sus propias funciones a medida en base a sus necesidades.

Similar a cómo Facebook incorpora cada vez más formatos de contenido a su plataforma para maximizar la cantidad de tiempo que los usuarios pasan dentro de ella, Slack apunta a convertirse en un compendio de herramientas en el lugar de trabajo para que sus usuarios puedan realizar tareas cada vez más complejas de forma simple e intuitiva.

Fuente de imagen.