El Internet of Things es uno de los campos de la tecnología que mayor crecimiento vio en los últimos años. La forma en la que diferentes dispositivos y sistemas pueden interconectarse para facilitar las vidas de los usuarios presenta una enorme gama de posibilidades donde cada vez surgen más proyectos prometedores.

Knocki es uno de estos proyectos. Se trata de un gadget cuya función es convertir a cualquier superficie del hogar en una superficie inteligente. El aparato puede ser instalado en mesas, paredes, puertas y casi cualquier otra superficie. Los usuarios pueden conectarlo con cualquier aparato o electrodoméstico que tenga conectividad y programarlo para que interprete golpes sobre las superficies como comandos para los aparatos.

Knocki, por ejemplo, podría ser instalado sobre la mesa del comedor, conectado con un home theater, una cafetera y un termostato y programado para que con dos taps el home theater reproduzca música, con tres taps se inicie la cafetera y con cuatro regule la calefacción. La versatilidad es clave en este tipo de aparatos y es lo que le permite adaptarse a las necesidades del usuario.

knockiLa compañía inició una campaña de Kickstarter con un objetivo de U$D 35.000 y, a casi una semana del cierre, ya tiene casi U$1.000.000 en fondos prometidos. Knocki es un proyecto prometedor, tanto por lo innovador y lo práctico de la solución que proponen como por lo amplio y explotable del mercado al que apuntan.

Cada vez más usuarios a lo largo de todo el mundo comienzan la transición hacia hogares conectados y es de la mano de emprendimientos como Knocki que las soluciones se vuelven cada vez más eficientes y disruptivas.