Jrump es un juego mobile para iOSAndroid donde el objetivo es cumplir el sueño de muchos: mandar a Donald Trump al espacio exterior. ¿La forma de hacerlo? Con muros, obviamente.

El escenario del juego es un futuro escalofriante y casi distópico. El protagonista es un personaje absolutamente ficticio llamado Donald Jrump que, tras ganar las elecciones presidenciales en Estados Unidos, forzar el cierre de las fronteras internacionales, suspender todas las investigaciones para combatir el cambio climático y disparar el precio de los ladrillos a montos astronómicos  se ve obligado a escapar al espacio exterior para cumplir su objetivo de “hacer que la galaxia sea grandiosa otra vez” (Make the galaxy great again). 

Para ayudar al señor Jrump a cumplir su objetivo los jugadores tienen que hacer algo que a nuestro protagonista le encanta; construir muros.

La dinámica del juego es tan simple como adictiva, el usuario tiene que ayudar a Donald a llegar al espacio dibujando muros de ladrillos para que este salte. A lo largo del camino se encontrarán con obstáculos como imigrantes mexicanos, científicos en contra el cambio global y demócratas -que, de pura casualidad, se parecen a Barack Obama, Hillary Clinton y Bernie Sanders– con jetpacks que intentarán interponerse entre nuestro héroe y su noble proeza.

Los creadores del juego son dos desarrolladoras mobile de Nueva Zelanda que, tras tres meses de trabajo, lanzaron esta pieza “totalmente satírica y que no debe ser tomada en serio” como una reflexión de las potenciales consecuencias de las elecciones presidenciales 2016 de Estados Unidos.

Más allá del contexto el juego es realmente divertido y tiene un nivel de dificultad que resulta bastante desafiante. Los usuarios pueden jugar en escenarios icónicos de los Estados Unidos y vestir a su personaje con atuendos divertidos como un tutú y el uniforme de Kim Jong Un.

Si te interesa el tema y crees que deberías hacer algo para influenciar el resultado de estas elecciones críticas para la historia de la humanidad, te recomendamos esta iniciativa de Pablo Larguía, fundador de Red Innova.