Todo el mundo está hablando de estos anteojos creados por la empresa norteamericana. Se pueden conseguir desde principios de noviembre mediante unas máquinas expendedoras que aparecen sólo por 24 horas en distintas ciudades de Estados Unidos. La primera en aparecer fue un éxito total, ya que se hizo viral a través de las redes.

snapchat-phone-vs-spectaclesParecen anteojos de sol totalmente normales, pero la gran diferencia es que tienen incorporados una cámara casi imperceptible. Esta puede filmar videos de hasta diez segundos, y con el bluetooth activado en el teléfono, se pueden ver directamente en la aplicación.

Snapchat es la red social del momento, dedicada al envío de archivos que “desaparecen”, principalmente fotos y videos. Uno decide cuánto tiempo el otro usuario puede visualizar la imagen, entre uno y diez segundos. También se pueden subir “historias” que duran 24 horas y pueden ser vistas por los contactos cuantas veces quieran.

El gran logro de Snap, Inc. es generar la sensación de que las “historias” que subimos a la aplicación sean lo más parecido posible a la vista de nuestros ojos. Un efecto que se lograba con la GoPro o con cámaras similares, pero que tienen un valor mucho mayor. Los Spectacles salen U$D 130, un precio bastante accesible para unos anteojos de buena calidad que además tienen una cámara (que sólo se puede usar vinculada a la aplicación). En internet ya se pueden comprar a través de reventa, a precios altísimos.

bbishop_161111_1279_0012No filman de la manera tradicional, sino que de forma circular. Tampoco en ojo de pez ni en 360. El punto a favor es que cuando vemos el video en la aplicación, si rotamos la pantalla horizontalmente, vamos a poder ver más amplio el espectro de filmación.

giphy-3

Tienen unas luces LED que se prenden para indicar que uno está grabando y el nivel de la batería. La carga de los anteojos se realiza guardándolos en su estuche, el cual tiene una batería propia que se carga mediante un cable USB.

screen-shot-2016-09-24-at-09-39-06-796x364Se pueden conseguir en tres colores distintos, el negro clásico, coral o turquesa.

El boom de ventas que causaron fue tal que la empresa abrió un local semi-permanente en la 5ta Avenida de Nueva York. De todas formas, las máquinas expendedoras siguen apareciendo aleatoriamente en distintos puntos del país. El mundo está todavía a la espera de máquinas  en otros continentes para poder tener un par de este chiche que está siendo furor.

Acá un video del medio The Verge analizando los anteojos.

Compartir