Países como los Estados Unidos, India, Australia y Nueva Zelanda han estado enfrentando a los excavadores de arena durante años. Dado que la arena es la piedra angular de nuestra civilización, este proceso minero es parte de una industria de mil millones de dólares por año.

“Cuando bebes cerveza tienes ideas…”

Así que cuando los creativos de la cervecera DB Export de Nueva Zelanda se enteraron que dos tercios de las playas del mundo se estaban destruyendo, la fábrica de cerveza construyó una  máquina que convierte sus botellas vacías en arena. Sí, como escuchaste: ¡en arena!

Sin embargo, los escépticos podrían decir que esto nunca producirá suficiente arena para sostener la creciente necesidad de arena, pero la lección aquí es en el reciclaje.

Ahora ya sabe; ¡Tómese una cerveza y aporte un granito de arena!

Compartir