Con la pandemia del nuevo coronavirus son muchos los hábitos que hemos cambiado y, entre otras cosas, la circulación del dinero en efectivo ha sufrido un enorme descenso, mientras el uso de la tecnología de pago sin contacto ha crecido en gran medida.    Los ciudadanos han comenzado a utilizar más sus tarjetas de crédito, así como las aplicaciones de pago de los teléfonos móviles, para evitar utilizar el dinero en metálico y reducir el riesgo de contagio de la Covid-19.    

Aumenta el uso de la tecnología de pago sin contacto: el método preferido por el 66% de los españoles.

Asimismo, en ocasiones también se está evitando el uso de datáfonos en los casos en los que es necesario poner un código PIN para realizar el pago.    Durante el confinamiento, los pagos ‘contactless’ se convirtieron en el método de pago preferido para el 66 por ciento de los españoles, según un estudio de Mastercard publicado a finales de mayo.    

Aumenta el uso de la tecnología de pago sin contacto: el método preferido por el 66% de los españoles. El estudio afirma que el pago sin contacto “ha llegado para quedarse”, después de que el 75 por ciento de los españoles encuestados señalara que continuaría utilizando este método cuando pase la pandemia.

Compartir